Esquizofrenia

La realidad es subjetiva y los recuerdos pueden estar algo distorsionados en nuestra mente. Cada quien vive a su manera y nunca podremos ver el mundo desde la perspectiva de alguien más. Todos estamos atrapados en nuestra propia realidad, todos atravesamos nuestra propia esquizofrenia.

Esquizofrenia

La mayor parte del tiempo la pasaba sentado frente al computador escribiendo las aventuras que había vivido a lo largo de su vida. Quería relatarle al mundo lo que le había sucedido durante todo ese tiempo que se alejó de la ciudad. Sus manos escribían ágilmente en el teclado y su mente estaba perdido en las palabras que se reflejaban en la pantalla del ordenador. Mirando a través de sus lentes, vio que alguien se sentaba a su lado para escuchar las historias. No le molestó, él sólo siguió escribiendo.

Buscando en los lugares recónditos de su mente sacaba a la luz todas las famosas anécdotas. Las semanas que pasó navegando por el mar báltico para buscar ballenas, cuando naufragó en las costas de una isla perdida y cuando se perdió en mar abierto en una pequeña canoa. Recordó cuando fue a visitar a la reina de Inglaterra y la invitó a un baile en una elegante gala real. Viajó a las frondosas selvas de Latino América y buceó en los profundos mares. Se ha encontrado con los animales más raros descubiertos por la ciencia: musaraña elefante, wombat del norte, rana oscura de Missisipi… se detuvo en seco y miró por la ventana, se ajustó los lentes y miró hacia donde se había sentado su amigo.

Su carrera como viajero y escritor culminaba con la selección de cuentos que estaba preparando. Estaba a punto de escribir la última palabra cuando sus distorsionados pensamientos sintieron la necesidad de cambiar algunos detalles de las historias que relataba. Sí, había contado los cuentos al revés, debía volver a empezar y la sombra a su lado se esfumó para permitirle concentrarse en lo que escribía.

 

 

 

Advertisements

911

Aquí 911, ¿cuál es su emergencia?

 La voz al otro lado de la línea me suena familiar, no puedo contestar, algo me lo impide. Mi voz está en algún otro lugar.

¿Hola? ¿Hay alguien ahí?

 Me dejo caer en el piso helado, detrás de mí siento las paredes agrietadas. Me tiembla el teléfono en la mano, no sale ningún sonido de mi garganta. Trago saliva y me aferró al aparato electrónico, siento que se me resbala por el sudor de las manos. Me aclaro la garganta.

Hola…

 Es lo único que puedo decir. Tengo que forzar los ojos para ver en medio de la penumbra de la pequeña habitación y confirmo que la llamada no se ha caído. Me aparto con la mano derecha el mechón de pelo que me cubre la cara, siento la pared fría detrás de mí, el sudor recorre mi espalda.

¿Sí? ¿Cuál es su emergencia?

 Esta vez la voz suena más desesperada, las lágrimas no me dejan contestarle. De repente escucho un ruido fuera de la habitación, por debajo de la puerta se filtra la luz blanca y veo una sombra pararse justo del otro lado. La luz del pequeño cuarto empieza a fallar. Alguien se acerca, la llamada sigue en curso. Escucho como las bisagras de la puerta rechinan. Doy un grito sordo mientras siento que el teléfono se desvanece.

Cuelgo.

Aquí 911, ¿cuál es su emergencia?

Panic

The Sunshine Blogger Award

sunshine

Hi there! I was nominated for The Sunshine Blogger Award and I wanted to thank namitha, one of the most amazing writers I’ve seen around here, for nominating me. I highly recommend to visit namitha and read her beautiful poetry.

RULES:

•Thank the person who nominated you in a blog post and link back to their blog.
•Answer the eleven questions sent by the person who nominated you.
•Nominate eleven new blogs to receive the award and write them eleven new questions.
•List the rules and display the Sunshine Blogger Award logo in your post and/or your blog.

namitha’s questions

1. Would you prefer skydiving or scuba diving?

I like both, it is a difficult decision but I think I would prefer scuba diving. Mostly because of the diversity I’ll see and the colors.

2. Would you call yourself an indoor person or an outdoor person?

An indoor person. I prefer to listen to music and write stories or read a book sitting in my couch while the rain is falling outside… well, you get it.

3. What’s your favorite thing to do?

Obviously writing, I like to let my thoughts fly and escape from reality.       

4. Cat person or dog person?

Cats aren’t bad but I’m definitely a dog person, they’re very loyal.

5. Why did you create your blog?

I wanted to show the world my talent and, as well, learn from others that have more experience than me. Also, I wanted it to be a place I could go to express my ideas, a place where I could be myself.

6.Where would you see yourself in 10 years?

Living somewhere in Europe, publishing books, enjoying life and even though many of you may not believe me… being a great chemist.

7. Do you have a phobia? If yes, what kind of phobia?

Social phobia. It is difficult for me making friends and talking to other people, its my greatest fear. The ones who know me can say how difficult it is to start a conversation with me. Of course I get used to the person after spending time with him/her but he/she has to be patient and very perseverant.

8. How do you get motivated to work towards your goal(s)/target(s)/ambition(s)?

This question really got me thinking…

9. What kind of people do you like?

Original people.

10. What superhuman power would you like to have?

Invisibility, there are some situations where it would be very useful to disappear.

11. What kinds of books do you read?

Science-fiction. I use to read H. G. Wells, Julio Verne… that kind.

Bonus question: It is wonderful, I like your writing style and your way of seeing life.

 

Now… My questions!

When did you start writing?

Do you have a favorite element of the Periodic Table? If yes, which one?

What is the thing you dislike the most?

Cold weather or hot weather?

What is your personal advice for life?

Which is your favorite word?

Do you prefer the mountains or the sea?

What would you say to someone who’s about to kill him/herself? (I know it sounds creepy)

Mention a song that brings you a lot of memories.

How many languages do you speak? Which ones? (dominate)

What was the first book you read? (the first you can remember, of course).

 

Nominations!

whoiwas

writingthedreamblog

insach

mitadaur

spiritofstlouis

writingclaud

stephentotheplate

inexhaustiblemagicsource

noe

mikestrongauthor

kurtislunz

I’ll be waiting for all your answers 🙂

 

The reflection in the window

Every afternoon he is there, I see through the window of the neighbor’s house and can see him. By all means he’s there, playing around with his dog and kicking his ball. There isn’t an afternoon that I don’t see the reflection in the neighbor’s window and see him there, having fun in the park, in the swings, in the slide, under the warming sun. It doesn’t matter if its raining, he’s always there. Crossing the railing over and over again, from one side to another.

That little kid with jeans and stripped polo t-shirt, with golden hair, tender eyes and an indelible crystal smile. It is five o’clock and he’s still there, he stays there until dusk, running under the yellowish sunset. I can hear his laughter, I can hear him enjoy every second of his life. But he is only an illusion of the past, I have never seen him standing in front of me. He only lives in the reflection of the window and his voice is just an echo. One of those echoes that race through my mind. One of those I can’t forget.

Eclipse solar

Decidí hacer esta respuesta en español, normalmente no publico los domingos (es domingo aquí en Colombia) pero voy a hacer una pequeña excepción. Sólo por hoy.

Eclipse solar

Helena era reconocida por tener los ojos más brillantes y con más vida de todo el pueblo, esos ojos le habían dado su nombre. Brillante y resplandeciente como un rayo de sol. Sin embargo se desgastaba sus ojos a diario admirándolo a él. Lo veía siempre, sonriendo como todas las mañanas, iluminando cada minuto de su vida. Desde su ventana podía verlo en todo momento, pasaba todo el día contemplándolo. Cuando se iba lo extrañaba y no podía esperar a que regresara. Los meses se iban volando y muchos le decían que se había enamorado, otros le decían que se había obsesionado. Simplemente era imposible dejar de observarlo, quería pasar el resto de su vida con él, recibiendo su luz y calor. Todas las noches soñaba que lo alcanzaba y que le hablaba, soñaba con el día en que él coincidiera en los sentimientos que ella guardaba por él.

Era un tranquilo pueblo, allí escasamente pasaba algo, no había mucho con lo que entretenerse por lo que Helena dejaba que su tiempo pasara viéndolo a él. Le gustaban sus brillantes brazos cargados de fuerza. Iba a ser medio día, su madre había salido a comprar algunos ingredientes para el almuerzo y ella estaba en la ventana, como de costumbre. Ese fue el día en que su sueño se hizo realidad, no tenia idea que sería la última vez que lo vería.

Que un resplandor naranja haría que ella pudiera alcanzarlo, sus ojos la llevarían hacia el universo donde él se encontraba, vería el último brillo que sus pupilas le permitirían y admiraría los últimos rayos de luz. Ese día él la abandonaría, la cambiaría por otra, ella se sentiría desilusionada. Nunca volvería a mirarla. El mundo se oscurecería por unas horas en las que ella lograría ver las chispas del recuerdo de él, le pediría que regresara, que le dirigiera la mirada otra vez pero cualquier ruego sería inútil. Se quedaría sola y sin consuelo.

Para cuando su madre llegó ya era demasiado tarde, ajena a lo que pasaba dejó las bolsas de compra en la cocina y llamó a su hija.

—Helenita, ya llegué. ¿Viste el eclipse? —no obtuvo ninguna respuesta así que volvió a llamar—. ¡Helena!

Aún sin respuesta, se preguntó dónde se habría metido su hija y se dispuso a ir al cuarto a buscarla. Mientras que, sola en su habitación, Helena solamente podía escuchar vagamente la voz de su madre, incapaz de responder. Se concentraba en no dejar escapar el único recuerdo iluminado que le quedaba, el único que la sacaba de esa oscuridad eterna en la que viviría por el resto de su vida ya que su vista se le había escapado de las manos sin que ella se percatara a tiempo. Allí se quedó, el tiempo congelado, tardó un rayo de luz en darse cuenta que el que más quería la había traicionado. Juró entonces vengarse de aquel que le había eclipsado el corazón y de aquella que se lo arrebató.

total-solar-eclipse-1452316-640x480

 

Eclipse

Another century

There’s a place, under the sidewalk near to the beach. There she lies and from there she can feel the steps above the hard pavement. From six meters under the sidewalk, she can hear the sea waves, she can hear the seagulls squealing and she can hear the noises of the cars. People talking, laughing, high heels through the sidewalk or children playing with the sand. She can hear everything that passes the avenue, dogs barking, bicycles driving through. She could also hear the door of nearby shops opening and closing, bells ringing, music playing and raindrops falling.

Then, after waiting for centuries, she could hear some familiar steps coming in her direction. A light of hope soon lit her face, joy dripping in her tears. The steps came closer, she tried to reach them with her hands but they were slippery. Suddenly, they stopped and she could feel them standing just above her, still she couldn’t see anything but she could imagine someone checking his phone or his watch. Someone waiting for the cars to stop so he can walk to the other side of the street. She felt the steps again, they were now turning away. She didn’t whimper, she couldn’t sob, she had no tears in her eyes just a lump in her throat.

She was still six meters under the hard pavement. And maybe she will have to wait for another century, hearing what happens near the beach and above the sidewalk.

night-beach-1534726-640x480

 

 

Sidewalk